Arreglar un grifo que gotea cambiando la junta de goma

Arreglar un grifo que gotea es mucho más sencillo de lo que piensas. Basta con observar bien lo que está ocurriendo, detectar el sitio por el que se está escapando el agua y cambiar la pieza pertinente. Para que puedas hacerlo de manera rápida y sencilla, desde El Manitas ideal hemos redactado este artículo en el que te indicamos cómo hacerlo correctamente con tus propias manos. De manera que podrás contribuir al mantenimiento de tu vivienda sin necesidad de recurrir a nadie. En este caso nos centraremos en el grifo del fregadero.

Arreglar un grifo que gotea paso a paso

Lo primero que debes hacer antes de arreglar un grifo que gotea es detectar por dónde lo hace. A veces se trata únicamente de que se ha desajustado (que se ha aflojado) y con ayuda de una llave inglesa puedes volver a ajustarlo y ya no perderá más agua. Eso sí, antes de hacerlo protege el grifo con un paño para que la herramienta, que es de hierro y no tendrá piedad con el cromo o la cerámica, no lo dañe en su cara exterior.

Si a pesar de ello, el grifo sigue perdiendo agua; no te preocupes, hay muchas más posibilidades. Una de ellas es comprobar la junta de estanqueidad del caño. En este caso, lo primero que debes hacer es cerrar las llaves de paso del agua fría y caliente que, generalmente, están debajo del fregadero. En caso de que no se encuentren aquí, mira por las paredes de la estancia, debe haber unas llaves en este caso.

Arreglar un grifo que gotea

Una vez que ya tengamos controlado el acceso del agua a la cocina, pasaremos al siguiente paso. Este es desmontar el tornillo que une el caño al fregadero. Para ello, de nuevo, utilizaremos una llave inglesa con todas las precauciones que ya hemos dicho antes.

Para ello, limpia la base de la tuerca y sustituye la junta estropeada por una nueva del mismo tamaño. Es importante que respetes este punto, pues de lo contrario no resolverías el problema.

Una vez colocada la junta debes volver a colocar el caño del grifo en su lugar. Para ello debes enroscarlo primero con la mano y completarlo con ayuda, de nuevo, de la llave inglesa. No se te olvide usar de nuevo el trapo.

Una vez hecho todo esto es importante que compruebes si se ha solucionado el problema. Para ello debes volver a abrir las llaves de paso y abrir, de manera progresiva, el grifo. Si sigue perdiendo agua lo notarás en poco tiempo. En cualquier caso recuerda estar atento a cualquier cambio en este sentido y en este grifo que has manipulado.

 

Otros problemas relacionados con los grifos

Además del cambio de la junta de goma podemos encontrarnos otros problemas relacionados con los grifos de nuestra vivienda. Todos ellos suelen estar relacionados con el mantenimiento de los aparatos que componen la fontanería de nuestro hogar y puedes realizarlas sin problema alguno. Evitarás con ello la aparición de nuevas averías.

Una de estas actividades es la limpieza de la cabeza del caño. Es u  sitio en el que se acumulan las impurezas del agua, por lo que conviene mantenerlo limpio. Para ello basta con desenroscarlo y limpiarlo con agua eliminando cualquier residuo.

Otro posible punto de pérdida de agua del grifo es por la parte inferior. Justo la que va cogida al fregadero. En este caso, lo mejor es comprobar el estado en que se encuentran las roscas y ajustarlo si se ha aflojado. De nuevo, si se encuentra alguna pieza en mal estado, sustiturla.

 

En cualquier caso, si crees que lo que te hemos explicado en este artículo es muy complicado y tienen un grifo que gotea, no lo dudes y ponte en contacto con nosotros. Uno de nuestros profesionales acudirá a tu vivienda y solucionará en un tiempo prudente.

Abrir chat
1
Hola! Te recordamos que si reservas desde la APP del Manitas Ideal tienes 10% de descuento.

Realizamos todo tipo de reparaciones en tu hogar. Tareas como poner un cuadro, cambiar bombillas, colocar enchufes, reparar electrodomésticos, montar un mueble, reparar goteras, pintar habitaciones… ¿Qué necesitas?
Powered by